Les dije que, con el tiempo, los michis íbamos a ir escalando en el poder presidencial, y les tenemos excelentes noticias, porque nuestro plan de dominación va cumpliéndose.

Resulta que los michitos de Palacio Nacional, aquellos de los que les hablamos recientemente (si quieres leer más sobre estos gatitos, click aquí), ahora son los primeros poseedores del título de activos fijos vivos del este recinto.

Aunque hemos entrado en conflicto, porque, como tal los gatos no son un “activo”, sino seres sintientes, sin embargo, este avance en la normatividad de la estancia donde reside el poder ejecutivo, garantiza que los gatitos reciban de por vida alimento, casa y atención médica.

Tal vez te preguntarás, pero amichi se viene el cambio de mandato, ¿Qué harán estos michitos si el actual presidente de México está por terminar su sexenio? Al nombrarlos activos fijos, termino financiero utilizado principalmente para edificios, inmuebles y sus derivados, se obliga a la legislación en curso, a proporcionar el cuidado indispensable como comida, atención de un veterinario y jamás se les podrá despojar del palacio nacional donde viven.

Es decir, aunque el actual mandato, este por terminar, el o la siguiente sucesora deberá respetar este decreto para siempre.

Aria, Balam, Bowie, Coco, Leona, Nube, Ollín, Topacio, Rufino, Yema, son solo algunos de los 19 michitos del lugar que acaban de recibir estás excelentes noticias, además de que son mis amigos personales, porque sí amichis, yo he estado en todas las fiestas de cumpleaños de sus hijos.

Los gatos son ahora símbolos del Palacio Nacional y son cuidados por expertos de la facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

¿Qué opinas de está noticia? ¿Has visitado el Palacio Nacional y logrado ver alguno de estos adorables michitos?