Hablemos de cómo inició la dominación del michi en México, porque han de saber amichis, que el gato, no es un animalito que fuera endémico de los pueblos originarios.

Pero comencemos contando un poco de contexto michesco, antes que nada, los historiadores están de acuerdo en que el gato doméstico comenzó su poderío en el antiguo Egipto, aproximadamente en el año 3000 A.C.  

Cómo sabemos en el antiguo Egipto comenzó la dominicación mundial, donde fuimos venerados, amados y tratados como dignos faraones. Es entonces cuando mercaderes viajan a todo el mundo, sobre todo a los grandes imperios europeos, quienes al ver que somos cazadores contenedores de plagas, comenzaron a viajar con gatos y estos, acompañaron a los países conquistadores, por ejemplo: Francia, Gran Bretaña y España.

Es por eso que, los estudiosos cuentan que probablemente, el minino doméstico llego a tierras mexicanas, de mano de Cristóbal Colón, en una de sus carabelas. Y tal vez me dirás, pero amichi, ¿Por qué Colón traería a los michitos en su barco? Es obvio, que este gran explorador siguió nuestras ordenes, porque obviamente los gatos necesitábamos expandir nuestro territorio, no bastaba con tener toda Europa, necesitabamos nuevas tierras y areneros.

Al menos eso me contaron mis ancestros michescos, aunque los historiadores humanos dicen que, los marineros nos trajeron consigo, con el objetivo de evitar que los roedores acabaran con las previsiones de los marinos, sobre todo, la comida.

Tu elige la versión que más creas que es verdad, aunque es lógico, que la real, es la que me han contado los ancianos y sabios michis ancestrales.

Por cierto, se dice que los michitos que viajaron en los barcos junto con los conquistadores de América, en su mayoría eran gatos atigrados, es por eso que este es el gato más típico de ver en el continente.

¿Tu que opinas? ¿Te imaginas un México sin michitos?