¿Recuerdan que en el último artículo hablamos de las herramientas del Feng Shui? Por si acaso, te lo dejo aquí.

¡Hoy vamos comenzar a empaparnos de este conocimiento! De esta forma podrás nutrir tu vida espiritual, por que recuerda amichi, todos los seres vivos, desde un michito o humano, somos espíritu y alma.

Si tu espíritu esta bien, entonces eso se reflejara en tu entorno, tus actividades y, por lo tanto, podrás ser un mejor ser humano. Y seguramente, si aun no has escuchado del Feng Shui y eres algo escéptico a los conceptos como “alma” o “practicas espirituales”, dirás, amichi Cristal, esas son falacias, pero para eso, te explicare, cómo es que funciona nutrir el espíritu.

Imagina que eres un michito gordo y feliz en una sociedad michesca, te encanta la comida poco saludable, alta en sales, grasas, no llevas una correcta alimentación y la realidad, es que no te importa, tu arenero es un caos y no te importa limpiarlo nunca.

Eventualmente, tu salud se va deteriorando, comienzas a aislarte de tu manada, eres un michito antipático, grosero y peleonero. En cierta forma, aunque tienes las necesidades básicas cubiertas, nunca te sientes satisfecho ni feliz. A la larga tal vez sufras de enfermedades y termines más solo y triste que nunca.

Así es como funciona el espíritu, en este caso el michito gordo representa tu alma, quien, al no ser nutrida correctamente, lentamente se va marchitando, provocando cambios en tu forma de ser y perjudicando tu salud. Al final, incluso, llegues a sentir un vacío, porque, aunque tienes “todo”, sino procuras a tu espiritualidad, entonces ¿realmente estás viviendo satisfecho?

Es por eso que prácticas como el Feng Shui, nos ayudan a armonizarnos a través del amor a nosotros mismos y el espacio que nos rodea, y solo para que quede claro, esto no tiene nada que ver con la religión o tus creencias, esas son muy respetables y no interfieren con el ancestral conocimiento del Feng Shui. Yo por ejemplo soy Gatolica.

Continuando, vamos a iniciar por conocer las ubicaciones para lograr el equilibrio y comodidad en tu hogar, oficina o lugar de trabajo y hacer que la energía fluya de una manera benéfica. Abuelita humana dice que existe algo llamado “Mapa Bagua”. Es un plano que se divide en ocho partes, ya que, Bagua significa ocho estados, con un centro energético conocido como el Yin Yang.

¿Te quedaste con cara de What? No te preocupes, yo también cuando me lo explicaron, pero te resolveré la duda, como estudiosa del tema que soy.  

El Yin Yang a lo que se refiere es que, son energías opuestas, estas forman un equilibrio y dependen uno del otro, el yin existe dentro del yang y viceversa, por lo tanto, en el centro del mapa Bagua encontramos el equilibrio.

Para ejemplificarlo, no existe la oscuridad sin la luz, cada una con sus ventajas y razones de ser, eso me recuerda a Michimangapio, mi campo natal, un hermoso campito con cerditos arrebolados.

En Michimangapio sabíamos que cuando se acercaba la oscuridad, es porque iba a anochecer, entonces podíamos salir a cazar y conseguir alimento, por otro lado. Cuando salía la luz, era hora de salir a acicalarnos, tomar una siesta y absorber los nutrientes del sol en nuestro pelaje. ¿Lo ves? Ambos son complementarios y necesarios para nuestra vida. Lo mismo aplica con el Yin y el Yang.

Ahora si lo aplicamos al mapa Bagua, encontramos que las áreas son las siguientes:

  • Riqueza y prosperidad
  • Fama y reputación
  • Amor y matrimonio
  • Salud y familia
  • Creatividad e hijos
  • Saber y cultura
  • Carrera profesional
  • Personas útiles y serviciales y viajes

El optimizar cada área en nuestro hogar, se verá reflejado en nuestra vida diaria, haciéndonos más felices ¿Cómo funciona esta “magia”? Sencillo, imagina que tu cuarto esta abarrotado de cosas, desorganizado, con montones de basura ¿crees que eso te servirá de motivación para tu día a día? ¿Qué preferirías, dormir en una camita con sabanas limpias y cojines esponjosos? o una abarrotada de papeles, ropa sucia sin usar y cobijas con olores raros.

La respuesta es obvia, y es así como funciona, al organizar nuestros espacios, destinados para ciertas actividades especificas como dormir y claro, con ayuda del mapa Bagua que a continuación te explicaré, veras que, con cambios en tu hogar, la felicidad reinara en tu entorno.

Con ayuda del Mapa Bagua podemos organizar nuestro entorno, colocando en cada área los objetos que la activen, los colores apropiados, las formas adecuadas y con ello lograr tener un ambiente más armónico y equilibrado para que la energía o “Chi”, fluya.

El Chi lo encontramos en todas partes, en nuestro cuerpo, en los seres vivos ya sean plantas, animalitos (como los michitos hermosos), en las construcciones arquitectónicas en resumen ¡en todas partes!

La energía Chi personal, siempre esta combinada con el chi del entorno y esto influye sobre nuestro estado de ánimo y emociones lo que hace que a veces, nos sintamos con más o menos energía y, esto por consecuencia puede incluso verse reflejado en la salud.

El Chi se va a mover a través de la naturaleza como el viento, agua, la luz o el sonido, y estarás de acuerdo, en que todos somos naturaleza, no creo que haya ningún ser humano aún creado por lo artificial (no amichis, los robots no cuentan).

Para que el chi fluya favorablemente, debemos aprender a conocer cada área del mapa Bagua y activarla. Así que para mí próximo artículo ¿Con que área de tu casa te gustaría iniciar? Ahí te hablare de la organización, qué objetos puedes colocar, los mejores colores y formas.