Primero se fue Cheems y ahora quien ha cruzado el arcoíris es la famosa perrita “Doge”, reconocida por sus incomparables memes que estamos seguros que en algún momento te sacaron una sonrisa, además, la adoración por su peculiar belleza era tan grande que era la imagen oficial de una criptomoneda.

Fue este viernes cuando Kabosu (ese era su verdadero nombre), abandono esta tierra para reunirse en el paraíso de los animalitos. Fue su mami humana quien dio la triste noticia y narró que ella se fue en paz mientras la acariciaba.

La fama de esta inolvidable perrita shiba inu, inicio cuando Kato (su humana), publicó una foto en su blog, en donde se mostraba a Kabosu, en un sofá con una expresión de sorpresa y patas cruzadas; no hizo falta mucho tiempo para que esta imagen se viralizara y comenzará el ascenso a la fama de la lomita.

Sin embargo, en 2013, fue cuando su fotografía viral, incluso incursiono en el mundo financiero, dado que se creo una criptomoneda inspirada en ella, la cual lleva como nombre Dogecoin. Aunque inicialmente fue fundada como una broma, nadie pudo resistirse a la divertida carita de la perrita japonesa, logrando así que esta moneda virtual, tuviera el apoyo de Elon Musk.

“Doge” fue adoptada de un refugió cuando tenía 3 años y a partir de ese momento, la relación con su mami humana, fue inquebrantable. Dentro de su blog, a menudo su dueña escribía de sus aventuras, como fue su adopción y lo especial que era en su corazón.

Atsuko Kato (su mami), compartió en sus redes sociales, recuerdos de la lomita de 19 años, con una andadera que necesitaba para caminar, asimismo, ella informaba que tenía dificultades relacionadas con la edad, por ejemplo, ya no podía comer por si sola y tenía linfoma crónico.

El linfoma, es un cáncer presente en la sangre y el sistema linfático, con esto presente, fue cuestión de tiempo para que Kabosu, se despidiera de todos nosotros. Pero no solo su familia humana la extrañara, también su “esposo” Ginnan, quien era su fiel compañero michesco de aventuras.

Este michito era el apoyo emocional de Doge, sobre todo en los peores momentos de su enfermedad, un gran ejemplo, de que no importan nuestras diferencias cuando hay amor y empatía.

Te extrañaremos Kabosu, gracias por tanta alegría, el puente arcoíris te esta esperando.