Todas las mamis del reino animal, merecen ser festejadas en este día tan especial, porque sin ellas, no habría vida ni aprendizajes, ellas son seres sagrados, que nos empapan con su amor, comprensión, regaños y cuidados.

Pero una madre no es solo la que engendra, sino la que cría y protege a los cachorros. Es por eso, que orgullosamente les contaremos la historia de la primera madre humana de los michis: La Karen.

Seguramente si eres un fanático de la comunidad michesca, has visto en memes y videos donde a toda aquella persona que es cuidadora de un michito se le dice Karen o Karencio. En nuestro caso, a nuestra Karen le decimos Mami Karen, pero también, hemos visto que algunos otros camaradas michescos, les dicen Karen mamá o Karenlina.

¿Alguna vez te has preguntado quién fue Karen y porque es el referente de las mamás michescas?

Esta historia comienza en el año de 1966, en un terrorífico incendio de un edificio, ubicado en Brooklyn, Nueva York. Los bomberos luchaban arduamente para apagar las llamas, cuando de pronto, un suceso llamo su atención; una michita luchaba contra todo el fogonazo por sacar a sus cinco cachorritos del fuego, a lo que, los espectadores quedaron impactados ante tal acto de amor incondicional, tan puro de una madre.

Obviamente los bomberos socorrieron a la mami gatuna y los llevaron a la North Shore Animal League, una organización fundada en 1944, dedicada a la protección y rescate de animales que se encuentran en situaciones traumáticas. Tras pasar varias semanas de curación, esta historia se gano el afecto y admiración de la sociedad neoyorkina, no obstante, cuando los gatitos bebés estuvieron más fuertes y curados, se dieron en adopción y cada uno de ellos, encontró un hogar.

¿Pero que paso con la heroica mamá gatita?

La michita también era muy popular y debido a sus lesiones que eran bastante notorias, sobre todo en su rostro y sus orejas, la llamaron Scarlett (scar en inglés significa cicatriz), pero la vida de esta gatita, sería muy dura y necesitaba de un cuidador muy especial, que le tuviera paciencia y cariño, como el que ella había demostrado cuando salvo a sus crías.

Para la adopción de Scarlett y sus bebés se hizo un protocolo de adopción y todo aquel interesado debía mandar las solicitudes autorizadas por sus rescatadores. El revuelo que había causado la heroica michi, se hizo notar y en aproximadamente un mes, la organización había recibido cerca de 6 mil solicitudes, se dice que incluso Oprah Winfrey, estaba dentro de los interesados.

Finalmente, la decisión quedo entre cinco finalistas y fue la mismísima Scarlett, quien tuvo la decisión final y como si del destino se tratara, fue así que llego Karen Weller, experta en cuidados de michis con condiciones especiales. Ambas tenían un vínculo muy especial, y demostraron que el efecto de una Mami Karen es incondicional y puro.

En honor a esta gran mujer, es así que a las mamás humanas michescas se les conoce ahora como “Karen”.

¿Te sabías esta historia?

¡Feliz día a todas las mamás del mundo!