Amichis, como mi memoria es de elefante, no se me olvidó. Yo les prometí escribir sobre este mamífero gigante y majestuoso, (nosotros los michitos somos igual de imponentes que ellos), ahora les explicaré como son y la importancia de su simbolismo en el feng shui.

  • Nuestros amigos elefantes son la especie más grande de la tierra, puede pesar hasta ocho toneladas y mide 3 metros de alto por 7 de largo.
  • Son animalitos muy resistentes a la adversidad, de hecho, no tienen predadores naturales (solo el ser humano).
  • En el hinduismo la poderosa deidad honrada antes de todos los rituales es el cabeza de elefante Ganesha. El elefante es símbolo de buena surte y respaldo, aporta energía y estabilidad.
  • Son pacientes, nobles y longevos, como dato curioso, el elefantito más longevo vivió 86 años y su esperanza de vida general, oscila entre los 70 – 80 años.
  • Los elefantes tienen una excelente memoria, son fuertes y por su piel tan gruesa todo se les resbala, ellos alejan la envidia.
  • El marfil de sus colmillos ha convertido al elefante, en un blanco para los traficantes malvados y es una de las principales víctimas del tráfico de especies. No propicies este horrible negocio amichi, mejor opta por decoraciones o macetitas que representen a estos bellos seres que atraen poder y liderazgo.
  • Un único elefante nace de una hembra una vez cada 4-5 años y permanecen años con su mami, y también pueden ser atendidos por otras hembras en el grupo, lo que los vuelve símbolos de fertilidad, de riqueza y de abundancia.

Ellos son muy protectores y cariñosos con su familia, en sus estructuras sociales, son dirigidos por una matriarca, lo que nos hace reflexionar en que seamos fieles a nosotros mismos y a nuestros seres queridos. Como mi familia que me protege a mí, a mis hermanos Rayito, Jake y a mi hijo bebéchi Ivar.

Ahora que tienes los impactantes datos sobre los elefantes, vamos a entrar de lleno al feng shui, y te voy a aclarar, lo que debes tomar en consideración para decorar con figuras de elefantes en tu hogar.  

Existen gran variedad de decoraciones de elefantes, con distintas formas, colores y tamaños, pero lo más importante es que cuando lo escojas, sea por que al verlos algo te atrajo hacia él, que al verlo te hace feliz. Lo más importante en el feng shui es dónde coloques a tu elefantito; si lo ubicas en la entrada dará la bienvenida con la trompita hacia adentro, pero si la trompita se encuentra apuntando hacia afuera nos ayudará a alejar la energía negativa y a protegernos. Te recomiendo poner tu elefantito en tu lugar de trabajo y tu casita.

El elefante tiene una excelente memoria así que te recomiendo posicionarlo en el área de saber y cultura o en el área de creatividad e hijos; también puede ir en el lugar que tengas destinado a trabajar en tu hogar, como un estudio o en la habitación de los niños, si es que ahí acostumbran realizar sus tareas escolares y/o estudiar.

Dato curioso: se cuenta que en la India la trompita hacia abajo significa una larga vida, fertilidad y estabilidad, pero en china la trompa haca arriba da buena suerte, prosperidad y abundancia.

Asimismo, en el área de familia podemos colocar de los elefantitos que vienen en manadas que simbolizan a la familia unida, incluso hemos visto padrisimos juguetes y rascadores para michito con formas de elefante.

Así que te invito a elegir elefantitos que más te gusten y colócalos con todo el amor en tu hogar y recuerda, que, aunque ames a estos majestuosos animales, no hay que propiciar el abuso con actividades horripilantes, por ejemplo, en tours turísticos, con esas caminatas donde montas a elefantitos que trabajan día y noche sin descanso, o adquiriendo artículos de marfil que es obtenido a través de la caza furtiva, o cualquier acción que incluya el maltrato a estos nobles seres.

Espero que me comentes si ya tienes tu elefante y si decidiste que tenga la trompita hacia arriba, hacia abajo y en donde lo colocaste.

Para más información del cuidado y preservación de los elefantes, click aquí.

Te envío un abrazo grande de elefante lleno de Michi-Chi.