Recientemente se hicieron algunas actualizaciones a las leyes de protección animal en CDMX, reveladas recientemente por el jefe de gobierno Martín Batres. Este es un pequeño avance, no solo es compromiso del gobierno, sino de todos aquellos que se manifiestan por la vida de los que no tenemos una voz humana.

Entre algunas de las reformas publicadas en la Gaceta Oficial, se destaca la importancia de la protección y el respeto hacia los animalitos que comparten entorno con el hombre.

Entre las nuevas disposiciones que encontramos publicadas en pasado miércoles 27 de marzo, se garantiza, el bienestar animal, protegiéndolos del maltrato, crueldad y sufrimiento, para esto, se establecieron objetivos concretos que abordan los cinco dominios del bienestar animal: nutrición, salud, comportamiento, ambiente y estado mental.

Además, se van a implementar acciones concretas, en programas educativos destinados a fortalecer una cultura de respeto hacia los animales, introducción de nuevos conceptos dentro de la ley como “el paseador de perro” y “zonas de resguardo temporal”.

De igual forma, se llevará acabo la regulación de la eutanasia, para que esta se realice de manera ética y bajo circunstancias justificadas.

Otra de las modificaciones es la redefinición del concepto de animales de compañía, donde se enfatiza la relación entre su peludo y su cuidador, sin fines de lucro. Aunado a esto, se extiende la responsabilidad a las alcaldías para implementar el registro de los refugios y el Registro Único de Animales de Compañía de la Ciudad de México (RUAC), con el fin de facilitar la identificación de todos los peludos en la Ciudad.

Asimismo, las reformas establecen acciones que son consideradas maltrato y crueldad, como el abandono, dar muerte a animales sanos sin justificación valida, y el sufrimiento innecesario.

Se espera que esta actualización este completada en los próximo 180 días y con esto se asegure la implementación a todas estas nuevas disposiciones.

Cuéntanos ¿Qué opinas de esta nueva reglamentación?

Tal vez aun falte mucho por hacer, pero sin duda, este un pasito más para que los animales al fin logramos ser vistos, como lo que somos, seres vivos sintientes, igual que lo es, el hombre.