Seguramente has estado escuchando en las noticias sobre la suspensión del famoso campo de Golf en Huatulco. Pues bien, me puse a investigar al respecto, porque es cierto que hemos visto las noticias en medios de comunicación, sobre todo en medios derivados de Grupo Azteca.

Fue entonces que encontramos el meollo de la controversia; para comenzar el campo de golf es de Ricardo Salinas Pliego, empresario mexicano, dueño del conglomerado de Azteca, el cuál no ha dudado ni un momento en acusar a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) de injusticia al tomar esta drástica decisión de suspender el campo de manera indefinida.

Hace unos días se hizo viral la suspensión de actividades en el Parque Nacional Tangolunda, en el campo de golf ubicado en Huatulco, Oaxaca. Dichas medidas fueron tomadas después de analizarse el daño ambiental que se cometía dentro de estas instalaciones.

Aunque Ricardo Salinas, ha mostrado su descontento con la decisión, SEMARNAT ha dicho que se buscará utilizar un espacio que es propiedad de la Nación, para el uso y disfrute del pueblo de México.

Este parque nacional conecta más de 17 mil hectáreas de selva en buen estado de conservación y es el hábitat de distintas especies de aves, mamíferos y flora endémica, por lo cual, las actividades del campo de golf, estaban poniendo en riesgo la supervivencia de esta maravilla natural.

La suspensión tuvo que ser otorgada con la finalidad de mantener vivo el ecosistema, por lo que dicha precaución entra en lo establecido en el decreto de cualquier Área Natural Protegida, asimismo, la dependencia explico que el Parque Nacional Tangolunda une dos reservas, los parques nacionales Huatulco II y Ricardo Flores Magón, lo cual ayudará a conservar territorios que permitan el desarrollo local, regional y ante todo con justicia y bienestar para todos.

Nótese que, dentro del término “todos”, se incluyen las especies naturales, cuya reserva natural es su único hogar. No obstante, para terminar un chisme como se debe, la SEMARNAT, indicó que el agua ocupada por el campo de golf para regar el césped, representa el equivalente de consumo de todos los pobladores de Oaxaca durante 10 días y más de dos años de consumo de la población de Huatulco.

¡¿Te imaginas?! Con esta crisis de agua que estamos viviendo a nivel nacional y que este liquido vital sea reservado para el mantenimiento del campo de golf. También se comento que los pozos utilizados para conseguir agua, no cuentan con autorización ni concesiones, por lo cual, son totalmente ilegales.

En el proyecto que se esta planenando para la restauración, se contempla sembrar 76 hectáreas de selva baja, a la restauración del manglar, la duna costera, senderos y un parque público, con el objetivo, de que todo este patrimonio natural, único en el mundo, pueda ser cuidado como se debe.

¿Tu qué opinas? ¿Te gustaría ver este proyecto de recuperación puesto en marcha?